Redescubriendo el mundo a los treinta
y tantos
Cuando se suponía que por edad ya teníamos cierto conocimiento del mundo, resulta que no, que poco de lo que nos han inculcado y enseñado sigue vigente.
Ahora toca desaprender, revisar creencias y cuestionar nuestro modelo de un mundo que nunca volverá
30 Aug 2014  |  maldomao   BREVE         

Cómo los paises bálticos han remontado la crisis

El otro día llegué a esta interesante noticia sobre cómo los países bálticos han reaccionado a la crisis con unos resultados muy buenos.

El impacto que tuvo en esos países fue brutal (no es ninguna exageración, solo hay que ver las cifras abajo) pero los gobernantes parece que le echaron narices al asunto e hicieron las grandes reformas que no se hacen en los periféricos. Y, ¡sorpresa!, unos resultados muy buenos: desde 2011 saliendo del agujero a buen ritmo. Ya están con un PIB similar al de antes de la crisis! y con poco más paro.

Qué gran diferencia con lo que está pasando en el sur: estos han reconocido y purgado sus pecados pre-crisis en un tiempo corto; han cambiado su modelo drásticamente -me imagino que con sufrimiento temporal, la magia en economía no existe- pero ya están disfrutando de los resultados. En el sur, sin embargo, gracias a la mentalidad reaccionaria, parasitaria y pro paternalismo estatal que impiden hacer reformas valientes van a estar las economías encalladas muchos años (ya van 7), el Estado al borde del abismo, y lo peor: paro y pobreza de larga duración para mucha gente.

No aseguraría como el autor que los resultados demuestran nada, pero yo también creo que hay relación entre las medidas y estos.

Saco lo mejor del artículo:

Pero el dato más relevante es la tasa interanual, ya que estas tres economías avanzaron entre un 2,5% y un 3,5% en el último año, multiplicando casi por cuatro el crecimiento medio de la zona euro (0,7) y triplicando el ritmo de la UE y de España, con un 1,2% en ambos casos. No es la primera vez que sucede. En realidad, los países bálticos se sitúan a la cabeza del crecimiento comunitario desde 2011, cuando media Europa estaba en recesión y la crisis del euro seguía en ascenso.

Este hecho no es baladí, puesto que dichas economías, especialmente Letonia y Lituania, sufrieron una crisis muy similar a la registrada en la periferia de la zona euro (Portugal, Italia, Irlanda, España, Grecia y ahora también Francia). Los países bálticos también acumularon graves desequilibrios estructurales durante la época de la burbuja crediticia, que se manifestaron en un aumento artificial e insostenible de precios inmobiliarios, elevados déficits por cuenta corriente y una fuerte pérdida de competitividad.

...

Sin embargo, la receta que aplicaron sus gobiernos para combatir la recesión, el paro y el déficit público que trajo consigo el estallido de la burbuja fue radicalmente distinta a la seguida por los países periféricos del sur.

Entre 2008 y 2009, el PIB de Letonia se contrajo un 20%, en Estonia un 17% y en Lituania un 14%; la tasa de paro pasó del 5 % en 2007 hasta el 18% en Estonia y Lituania y el 21 % en Letonia en el año 2010; y el déficit público se disparó por encima del 10% del PIB.

El impacto de la crisis financiera fue brutal, equiparable e incluso muy superior al sufrido en los países más débiles del euro. Pero, aún pudiendo (no estaban en el euro), se negaron a devaluar sus monedas, manteniendo así su anclaje a la moneda única, y apostaron por una intensa devaluación interna (ajuste relativo de precios y salarios) mediante la aprobación de profundas reformas estructurales tendentes a liberalizar sus respectivas economías y un drástico plan de austeridad pública, centrado en reducir de forma muy sustancial el gasto en lugar de subir impuestos.

En el sector privado, se redujeron costes y se flexibilizó aún más el mercado laboral, al tiempo que se liberalizaba con mayor ahínco el mercado de bienes y servicios, mientras que en el público, lejos de aprobar meros ajustes cosméticos, dichos gobiernos aplicaron drásticos recortes de gasto, incluyendo pensiones, plantillas y sueldos públicos, al tiempo que se aprobaron reformas estructurales.

...

Años después los resultados saltan a la vista:

- Estonia, Letonia y Lituania crecieron entre 2011 y 2013 a un ritmo anual medio del 4,7%, el más alto de toda Europa. Tanto es así que el PIB de Lituania se sitúa ya por encima del nivel alcanzado en 2007, antes de que estallara la crisis, mientras que Estonia y Lituania están también próximos a lograr dicha meta.

- Uno de los indicadores más significativos a este respecto es la espectacular evolución que ha experimentado el empleo. Tras registrar una tasa de paro de entre el 16% y el 20% en 2010, el desempleo ha caído con fuerza en Estonia (8,6%), Letonia (11,9%) y Lituania (11,8%) hasta el cierre de 2013, y esta positiva senda se mantiene a lo largo del presente año. - Seguir leyendo: http://www.libremercado.com/2014-08-19/la-austeridad-si-funciona-los-paises-balticos-lideran-el-crecimiento-de-la-ue-1276526165/

Y ello, al tiempo que sus respectivos gobiernos recortaban gastos para reducir sus abultados déficits públicos. Así, Letonia y Lituania, que llegaron a acumular un agujero fiscal superior al 9% del PIB en 2009, han logrado reducir dicha brecha presupuestaria hasta el 1% y 2,2% respectivamente en 2013. -

...

La diferencia entre unos y otros es que los bálticos sí aplicaron la receta de la austeridad pública y la liberalización económica, mientras que el resto han apostado por subir impuestos, manteniendo casi intacta su enorme Administración Pública y su anquilosada estructura productiva. Como consecuencia, los primeros ya han salido de la crisis, los segundos no...

HACER UN COMENTARIO: