Redescubriendo el mundo a los treinta
y tantos
Cuando se suponía que por edad ya teníamos cierto conocimiento del mundo, resulta que no, que poco de lo que nos han inculcado y enseñado sigue vigente.
Ahora toca desaprender, revisar creencias y cuestionar nuestro modelo de un mundo que nunca volverá
24 Nov 2014  |  maldomao   BREVE         

'Podemos' se hace mayor (II): no sabe, no contesta

Sigo con mi humilde y personal investigación sobre el fenómeno 'Podemos' que me provoca sentimientos contradictorios.

Por una parte disfruto viviendo un evento político sin precedentes, que retrata bien tanto el hartazgo popular como su incoherencia: el pensamiento dominante pretende salir de esta haciendo más de lo mismo; solo sustituyendo caras. Por otro, a ratos, me entra miedo al pensar en el riesgo de caer en manos de esta banda de voluntaristas (siendo bienpensante) -no porque me sienta dependiente de ellos sino porque todo apunta a que nos van a hacer depender con sus políticas intervencionistas, confiscatorias y contrarias a la libertad- y me pongo en actitud emigrante.

Yendo a los hechos: 'Podemos' ya es un partido con todas las de la ley; y la última sorpresa, atención: ¡lidera las encuestas en intención de voto! Este país va a más, nunca defrauda.

Voy primero con unas reflexiones personales, basadas en lo que leo y escucho, y en la segunda parte dejo enlaces y saco lo mejor de ellos.

  • Creo que actualmente están sorprendidos y desbordados por el éxito, pero no se amilanan; son ambiciosos y lo van a aprovechar, van a por todas. Están en una huida hacia delante, el programa y las propuestas formales y realistas son lo de menos. Lo importante es aprovechar el tirón de la 'marca' que muy hábilmente han creado a base de eslóganes e ideas sencillas -los de la cúpula son politólogos; estudiosos de cómo movilizar a las masas- y llegar a las elecciones generales con el menor desgaste posible.
    Jorge Galindo lo explica así:

    ...todos los que piden a Podemos que especifique su programa mejor si esperan tranquilamente sentados a que pasen, al menos, las siguientes elecciones. Lo que les importa ahora es el grito unificado que demanda un cambio. Lo de después es una posibilidad no escrita. Como tal, debería producir a sus votantes potenciales al menos tanta esperanza como temor emanado del vértigo.

  • Me tiene en un sinvivir la paradoja ideológica de esta formación; es algo que no logro encajar, me chirría, me inquieta.

    Por un lado ideológicamente son radicales de izquierdas, comunistas, chavistas, poco amigos de la libertad y la propiedad, pero, por otro, dicen que no son dogmáticos y han empezado a moderar su lenguaje y a apuntar hacia el centro ideológico. Por eso es tan importante su programa; porque aclarará de una vez que políticas proponen.

    La lectura de mucha gente es que su único objetivo a estas alturas es gobernar y con cuantos más votos mejor. Eso les está haciendo renunciar a sus ideas por conquistar el poder, eso sí, todo por el pueblo y para el pueblo.

  • Voy con las propuestas económicas -claves si llegan a gobernar porque podrían darle la puntilla a un país al borde del precipicio. Por ignorantes que sean en el tema, saben que lo que vendieron -renta básica, etc- para las europeas es economía-ficción y no lo van a poder cumplir. Así que su nueva estrategia en este ámbito es no concretar, no mojarse; respuestas vagas, 'lo estamos estudiando'.

    Pero más allá de los detalles, la idea peligrosa general que están vendiendo y que la gente -históricamente engañada e imbuida en la cultura del maná estatal- está comprando es, como bien expresa Juan Ramón Rallo, que querer es poder:

    ...la misma articulación del proyecto político de Podemos se basaba en una idea tan sencilla como falaz: querer es poder. Más en concreto: la voluntad popular ha de ubicarse por encima de todo, incluidas las leyes económicas. ... Pero no: está visto que, en contra de lo que siguen afirmando muchos de sus líderes, no todo se puede. De entrada, la renta básica no se puede. ... La cuestión, claro está, es cuántas otras cosas que sigue proponiendo Podemos tampoco se pueden.

  • Por último, me enteré el otro día de que a los de la cúpula de Podemos ya les están descubriendo pequeñas corruptelas y fraudes económicos personales. No me interesan los detalles, pero es el problema de ir juzgando moralmente y en público a los demás, que hay que dar ejemplo.

    El poder amplifica nuestra tendencia a la búsqueda del beneficio propio, a la arbitrariedad, a la corrupción, etc, y hace que las consecuencias de nuestros actos afecten a mucha más gente, por eso hay que reducirlo al mínimo imprescindible.

Lo último que he visto ha sido la reciente entrevista de Ana Pastor a Pablo Iglesias (en web de La Sexta, en Youtube).

Tuvo de novedad, respecto a otras entrevistas placenteras, que Ana Pastor le apretó bastante las tuercas.

En el terreno económico, que es la madre del cordero de la gestión que se van a encontrar, Iglesias ejecutó muy bien la estrategia de no concretar medidas pero seguir prometiendo derechos -como si se financiaran con la voluntad- y ayudas a diestro y siniestro: pobres, parados, autónomos, científicos, etc, para que no decaiga el apoyo.

Cuando Ana Pastor le replicó insistentemente que no le salían las cuentas acabó con la guinda: la inversión estatal va a generar riqueza para costear todo lo anterior; las administraciones (burócratas y políticos) se va a meter a inversores, empresarios y emprendedores. El acabose.

Al día siguiente de la entrevista, en Sintetia desmontaban uno de esos ejemplos-metáfora típicos de Pablo Iglesias cuando se pone didáctico con el pueblo; que no suelen ser más que burdas falacias (no sé vía ignorancia o cinismo): Sintetia » La deuda pública no va de cafés y gin-tonics: las falacias financieras de Pablo Iglesias

Saco el principio y el final (para la miga ir al original):

Bate récords de audiencia, incluso explicando que la deuda no propone impagarla, en términos genéricos, sino que propone hacerlo de forma selectiva. Para ilustrar su criterio selectivo usa una metáfora que es más o menos así:

“Si yo estoy tomando un café en una terraza, y cuando viene el camarero incluye en mi factura los gin-tonics de la mesa de al lado, me negaré a pagar esas bebidas y pagaré solo mi café“.

Bonita metáfora, no cabe duda. Gin-tonics en alusión a los excesos de ciertos gobiernos anteriores, y café en referencia a las inversiones modestas y sensatas. Sin embargo, al margen de estos atajos de comunicación de Pablo Iglesias, vamos dar un poco de contenido a periodistas y lectores curiosos para entender porqué esta afirmación es sencillamente falsa. En la vida real la deuda del Estado nunca se comportaría como un factura de un restaurante.

...

Si hablamos de ética, de confianza, de transparencia, empecemos a aplicarlas también a los fundamentos financieros más básicos. Todos los ciudadanos españoles dependemos de que lo comprendan bien y sean escrupulosos con las cosas ‘de comer’.

-


Varios artículos interesantes que he leído recientemente:

José Carlos Díez escribía hace poco un buen artículo sobre el panorama político actual y la situación de 'Podemos', que ya como candidato real tiene que empezar a pisar tierra. Saco algunos párrafos:

Pero el gran cambio a partir de hoy lo experimentará Podemos. Todos los focos se pondrán sobre ellos y ahora tendrán que explicar sus propuestas. Ayer en La Sexta Noche tuvimos un buen ejemplo. Los periodistas ya no les protegen y les empiezan a tratar como a un partido de gobierno con la misma exigencia que tienen con PSOE y PP.

Y aquí empiezan a verse sus carencias y contradicciones. Dicen que no tienen pasado pero es mentira, internet está plagado de sus artículos y videos opinando sobre lo divino y lo humano. Todos sus líderes provienen del comunismo desde muy jovenes y saben que la sociedad española no es comunista. Por eso no hablan de izquierda y derecha, sino de abajo arriba. Pero eso quedaba bien cuando eras una fuerza marginal. Ahora todo el mundo sabrá que su estrategia está vacía de contenido ideológico pero sus líderes son dogmáticos y rezuman ideología comunista por todos los poros de su cuerpo.

...

Su mayor problema es que ellos han vendido a los ciudadanos que serán capaces de acabar con la austeridad y cambiar la política económica para salir de la depresión pero ellos mismos saben que es mentira. Una buena pregunta que nadie le ha hecho a Iglesias es ¿qué habría hecho usted en mayo de 2010 cuando ZP se vio forzado a anunciar un ajuste adicional de 15.000 millones de euros?

...

Pero si ZP hubiera hecho lo que Iglesias vende en las tertulias de TV, España estaría fuera del Euro, todo el sistema bancario habría quebrado, los tipos de las hipotecas serían del 15% y los desahucios y la pobreza extrema se habrían triplicado.

A Podemos, como a Rajoy en 2011, todo le ha ido a favor e intentarán agotar esta estrategia de ocultar sus carencias y criticar al resto. Pero ayer en La Sexta Noche ya vimos a Bescansa desbordada por las críticas, muy nerviosa y a la defensiva, diciendo que el resto es peor pero sin aclarar sus incoherencias y sin contestar a las preguntas y las dudas planteadas sobre su programa.

Parece que empiezan a recular del impago de la deuda y ahora dicen que será ordenado. Ayer reconoció que la renta básica universal que prometieron en las europeas no es posible y pasan a una renta de inserción que ya presentó el PSOE en el Congreso hace dos años y que Pedro Sánchez ha vuelto a proponer en el debate de Presupuestos.

...

Un buen artículo de Jorge Galindo en Politikon:

El comentario, aparentemente simple, contiene una verdad fundamental para comprender el éxito de Podemos. No hay semana que pase sin que alguien eche en cara a la formación que no disponen apenas de propuestas específicas. ... a día de hoy, la pregunta de cuál es el proyecto de Podemos para España no tiene sino una respuesta vaga pero, al mismo tiempo, tremendamente definida: otra cosa. Esa cosa será lo que defina ‘la gente’.

Esta es la equivalencia de demandas: recoger el “no nos representan” y perfilarlo, moldearlo. Darle un nombre: “casta”, claro. Convertirlo en un diagnóstico con el que una mayoría pueda estar de acuerdo. Y cualquier acción, voluntaria o no, que los opositores hagan será fácilmente leída dentro de este diagnóstico, como dato que lo refuerza, ejemplo que viene a confirmarlo. Es tan sencillo y elegante (desde un punto de vista de comunicación política, se entiende) que pasma, sí, Pero no acaba aquí. Podemos también ha identificado una serie de aspectos algo más concretos donde estima que las demandas de la mayoría de la sociedad son o pueden ser bastante similares (o al menos de la mayoría que le interesa electoralmente: aquella que está entre, digamos, el 1 y el 5 o 6 de la escala ideológica). Áreas donde se puede clamar lo que se pide sin necesidad, de momento, de explicar qué se propone.

Algunas de estas áreas son bien específicas. Por ejemplo, los servicios públicos, sobre todo sanidad y educación. Desde Podemos se insiste de manera constante en su defensa a capa y espada. “Defensa”: equivalencia de demandas. Todos, o casi, queremos sanidad y educación financiadas con dinero público. ... Cómo financiarlas, de qué manera ofrecerlas (modelo universal, contributivo, asistencial, con privatización, sin ella…), eso queda apartado.

...

Tomemos, por último, el que probablemente es el mayor problema de España: la altísima tasa de desempleo, buena parte de la cual se ha convertido en estructural. Aquí ni siquiera enunciar de manera machacona que “hay que acabar con el paro” supone una ruta segura. ... Así las cosas, los portavoces de Podemos se lamentarán infinitamente del sangrante desempleo, pero por el momento no se atreverán siquiera a tantear el terreno de las alternativas.

...

Aún así, todos los que piden (o alguna vez pedimos) a Podemos que especifique su programa mejor si esperan tranquilamente sentados a que pasen, al menos, las siguientes elecciones. Lo que les importa ahora es el grito unificado que demanda un cambio. Lo de después es una posibilidad no escrita. Como tal, debería producir a sus votantes potenciales al menos tanta esperanza como temor emanado del vértigo.


Sobre el tema económico Rallo escribía hace poco un artículo al respecto de la renta básica y otras promesas imposibles:

Segundo, y mucho más importante, la misma articulación del proyecto político de Podemos se basaba en una idea tan sencilla como falaz: querer es poder. Más en concreto: la voluntad popular ha de ubicarse por encima de todo, incluidas las leyes económicas. El propio nombre del partido recoge esa pretensión: frente a tantos economistas aguafiestas que rechazan programas “ilusionantes” plegándose de hombros y profiriendo un “no se puede”, Podemos pretendía plantarse y gritarles un “sí se puede, claro que se puede: podemos”. Pero no: está visto que, en contra de lo que siguen afirmando muchos de sus líderes, no todo se puede. De entrada, la renta básica no se puede. No porque no se quiera, sino porque no es ni económica ni socialmente viable (al menos no en las cuantías propuestas: es obvio que una renta básica de un euro mensual sí sería factible).

La cuestión, claro está, es cuántas otras cosas que sigue proponiendo Podemos tampoco se pueden. Una vez abierto el cajón de los unicornios, ¿cuántos otros unicornios quedan dentro? O todavía peor, ¿a cuántos unicornios les disimularán el cuerno para hacerlos pasar por saludables corceles durante la campaña electoral? Porque si Podemos empieza a reconocer que no lo puede todo, es lógico pasar a preguntarse cuántas cosas de las que desea son, en realidad, factibles. A mi juicio, no demasiadas: ni la jubilación a los 60 años es sostenible, ni la reestructuración de la deuda es posible sin muy notables perjuicios económicos, ni aumentar la presión fiscal hasta el 50% del PIB es viable sin sangrar a las rentas medias y a las rentas bajas, ni la recuperación económica asentada en el estimulo burbujista de la demanda es verosímil. La renta básica tampoco lo era y desde Podemos han terminado por admitirlo antes siquiera de concurrir a las siguientes elecciones: ¿responsabilidad o tacticismo? Ojalá fuera lo primero, pero apuesto por lo segundo: lo iremos viendo a lo largo de los próximos meses según quieran darnos unicornio por corcel.

HACER UN COMENTARIO: