Redescubriendo el mundo a los treinta
y tantos
Cuando se suponía que por edad ya teníamos cierto conocimiento del mundo, resulta que no, que poco de lo que nos han inculcado y enseñado sigue vigente.
Ahora toca desaprender, revisar creencias y cuestionar nuestro modelo de un mundo que nunca volverá
17 Nov 2014  |  maldomao   BREVE         

Sin miedo no hay progreso personal

Breve pero estupenda entrada de Francisco Alcaide sobre la psicología del miedo y la convivencia con él como medio para el progreso personal. Me ha gustado especialmente la explicación evolutiva.

Son ideas que ya había escuchado y leído a otra gente pero esta entrada las reúne y las explica bien. Saco lo mejor:

Dentro de cada persona conviven un ‘ganador’ y un ‘perdedor’ en permanente lucha, y esa lucha nunca desaparece. Es la lucha entre el deseo de ‘ganar’ (reto) y el miedo a ‘perder’ (fracaso).

...

En el ser humano la seguridad puede más que el reto; la costumbre más que la novedad. ... Crecimiento personal y comodidad son incompatibles. Sabes que estás avanzando en la vida cuando estás incómodo, porque el cuerpo nos pide hacer siempre lo más fácil. Existe una inercia natural a lo cómodo contra la que hay que luchar. El miedo es un buen indicador, a menudo, de lo que tiene que hacerse. Si no tienes miedo es, con toda seguridad, porque estás acomodado.

La mala gestión del miedo es lo que nos lleva a vivir vidas pequeñas y vidas muy por debajo de nuestro potencial. El miedo nos ha hecho sobrevivir como especie, pero nos impide avanzar. Hace millones de años, la vida sólo admitía dos alternativas: sobrevivir o morir. Por este motivo, el ser humano tuvo que desarrollar un instinto para prevenir peligros porque de no hacerlo, la consecuencia podía ser mortal. La vida ha cambiado, pero el cerebro no ha evolucionado tan rápido, por eso, ante cualquier reto, la mente busca detectar amenazas que pongan en peligro nuestra integridad; ante cualquier reto, la mente empieza a fabricar pensamientos negativos: no se puede, es imposible, no merece la pena, no soy capaz...

Ante esta situación mental, la receta está clara: o controlas tus miedos o tus miedos te controlan a ti. El filósofo Bertrand Russell lo expresaba claramente: «Conquistar el miedo es el inicio de la riqueza». No hay otra alternativa. El miedo se aprende (o no se aprende) a gestionar. La diferencia entre el valiente y el cobarde no es el miedo (ambos lo tienen) sino que uno se atreve y otro no se atreve. No hay que tenerle miedo al miedo (nunca desaparece y siempre está presente, hay que tenerle miedo a la cobardía, a no atreverse. Así pues la clave está clara: siente miedo, pero hazlo de todas maneras.

Al final da unos consejos para gestionar el miedo que ya conocía e intento practicar.

HACER UN COMENTARIO: