Redescubriendo el mundo a los treinta
y tantos
Cuando se suponía que por edad ya teníamos cierto conocimiento del mundo, resulta que no, que poco de lo que nos han inculcado y enseñado sigue vigente.
Ahora toca desaprender, revisar creencias y cuestionar nuestro modelo de un mundo que nunca volverá
29 May 2014  |  maldomao   BREVE         

Claves para tener presencia profesional en internet

Interesante artículo de Enrique Dans sobre el uso profesional* de las Redes Sociales con sentido; partiendo de una estrategia definida: Redes sociales y hojas de ruta » El Blog de Enrique Dans

* Aunque también se mezcla con lo personal para los que no separamos lo uno de lo otro

La idea general es más o menos la que tenía -es lo que dicta el sentido común-, pero me sirve para consolidarla y motivarme a perseverar; ya que los resultados tardan en llegar.

Saco lo más valioso para mí:

Al final, todo es cuestión de organizarse. Una idea de desarrollo profesional mucho más centrada en la persona y en lo que hace o dice, en lo que realmente nos aporta valor como profesionales de un ámbito determinado. En el fondo, un desarrollo normal para unas herramientas que, cada día más, reflejan partes de nuestras vidas y forman parte del escenario en el que nos desenvolvemos como personas y profesionales. La aplicación de una estrategia a herramientas que muchos pensaban que eran “otra cosa”, a las que no dabas importancia o incluso que de alguna manera considerabas “una pérdida de tiempo” . Lo social como parte de la definición de la persona.

También me anima en mi reciente incorporación a Twitter; esto es lo que escribe sobre la utilidad de esa plataforma:

... para pasar a verla como una herramienta de gestión y captación de información. O incluso, de interacción con aquellos que pretendemos que, en un cierto tiempo, nos puedan conocer. Twitter es un auténtico ecualizador de la atención: personas que jamás habrías pensado que te podían dirigir la palabra pueden situarse simplemente contestando a una frase interesante que hayas escrito sobre su trabajo – o, por supuesto, pasar a etiquetarte como un auténtico idiota si lo que dices es una idiotez. La situación es similar a como cuando en un cocktail te presentan a esa persona que te morías por conocer…

...

La curación de contenidos, o “recopilación informada” de información relevante sobre un tema, puede ayudarte. No, no se trata de dedicarte a circular enlaces sin ton ni son, sino de aprovechar tu lectura de noticias para seleccionar las mejores, las que tienen puntos de vista más adecuados o las que pueden tener mayor influencia en la discusión de un tema, y generar un “condensado” de información que ayude a otros que quieran seguirlo. Una estrategia que se apoya en una buena captación y selección de contenidos, y que en muchos casos puede colaborar, si la suplementas adecuadamente y no te conviertes en un simple “loro que lo repite todo”, a consolidar una posición de referente y de asociación con un tema determinado.

También habla, como no, de la esencial función del blog; lo tengo claro hace tiempo, pero siempre viene bien recordarlo:

Finalmente, plantéate en dónde vas a dejar esos aportes, qué parte de tu presencia va a quedar recogida y en qué sitios. Las redes sociales están muy bien a efectos de interacción, pero flaquean enormemente en cuanto a su papel como repositorio, porque la información “se entierra” a gran velocidad, aunque nadie la borre. Si quieres una presencia que de verdad tenga sentido, organízatela en un repositorio que mantengas tú mismo, aunque sea simplemente una forma de tener inventariada tu participación, de mantener organizadas tus ideas. No se trata de convertirte en un blogger famoso, sino de tener un sitio donde almacenes esos artículos que te llamaron la atención, esas fuentes que te interesan, esos comentarios que en su momento valieron la pena y que sería una pena ver cómo se diluyen y desaparecen con el tiempo. Para eso, el sitio ideal es un blog, una página en la que sea extraordinariamente fácil crear contenido cronológico, y dotarlo de enlaces y referencias. Un blog entendido como repositorio personal abierto. Si lo haces mínimamente bien, es posible que ese repositorio termine por indexar bien con tu nombre – por supuesto, puedes apoyar esa estrategia comprando tu propio dominio con tu nombre y apellidos si está disponible, o aplicando técnicas de SEO razonables que no te obliguen a hacer nada raro ni a inventarte nada que realmente no seas o hagas – y funcione como ese punto de gestión curricular en el que, además del currículo propiamente dicho, te plantees poner otras cosas, otras referencias, una especie de “mi querido diario” que alimentes con los hitos que vayas poniendo en tu hoja de ruta.

HACER UN COMENTARIO: