Redescubriendo el mundo a los treinta
y tantos
Cuando se suponía que por edad ya teníamos cierto conocimiento del mundo, resulta que no, que poco de lo que nos han inculcado y enseñado sigue vigente.
Ahora toca desaprender, revisar creencias y cuestionar nuestro modelo de un mundo que nunca volverá
7 Dec 2014  |  maldomao           

'Podemos' se hace mayor (III): adiós a las fantasías económicas de Pablo Iglesias

Por fin 'Podemos' presentó en rueda de prensa un documento que será la base de sus propuestas económicas. Las noticias son buenas viniendo de donde vienen; comparadas con las fantasías y ocurrencias económicas que Pablo Iglesias y sus amigos paseaban por los platós.

Así que mi primer sentimiento fue de alivio (relativo, como explicaré); ganamos tiempo. Con las ideas presentadas no van a arruinar el país al poco de pisar el gobierno, si lo logran, ni parece que tengan intención de salir del Euro (para mí el hito más significativo y determinante hacia el desastre) y, por tanto, hay un salto de sensatez y realismo respecto a lo dicho hasta ahora.

Todas las medidas fantasiosas como la renta básica, la jubilación a los 60 años, el repudio de la deuda o las desprivatizaciones han sido obviadas (y se entiende que descartadas) o muy suavizadas.

De lo anterior me surgen estas preguntas: ¿En que posición intelectual queda Pablo Iglesias respecto a lo económico? ¿Un supuesto científico social que no sabe ni lo más básico de economía, lo cercano al sentido común? ¿O es que es un cínico y un demagogo sin medida? En mi opinión, esta enmienda a la totalidad de las propuestas que ha estado defendiendo los últimos meses representa un desprestigio total de su capacidad u honestidad intelectual.

Sus economistas de cabecera y lo que proponen

Entrando en materia, en cuanto a los economistas autores del documento, que Pablo Iglesias presentó con su propaganda habitual como prestigiosos e incluso "los mejores", lo principal que hay que entender es que los políticos siempre fichan a los economistas que les dicen lo que quieren oír (esto es posible porque la economía está muy lejos de ser una ciencia exacta).

Así, este par de economistas pertenecen a una corriente minoritaria en el gremio pero con ideas muy golosas para políticos, afines al pensamiento voluntarista y creyentes en la política como fuente de solución a los problemas de la gente.

En mi opinión, entienden la economía la revés; creen que la clave de la economía es la demanda y diagnostican que el problema de la economía española es, por supuesto, la baja demanda interna actual (y no el exceso y la distorsión de la oferta -dígase ladrillo y obra publica- que generó el crédito fácil de los años felices. Hay evidencia sobre ello -hasta cuantitativa).

Como no podía ser de otra manera, su solución es activar la demanda de cualquier forma. La magia que nos tienen preparada para salvar a los pobres y a la nación es consecuente con su diagnóstico: subir los salarios y aumentar el gasto y la inversión pública. Luego esperar a que se produzca el milagro: que crezca la economía tan notablemente como para poder devolver la montaña de deuda -la que había más la nueva (si la consiguen, claro, ese es otro tema).

Explicado de una forma más asequible, más microeconómica: como nosotros, la gente de a pie, no consumimos -porque no vemos claro el percal y sí muchas deudas- pero somos unos necios (tenemos un miedo injustificado, porque España es un país muy rico -repiten varias veces en la presentación) van a gastar ellos nuestro dinero actual -más impuestos- y futuro -más deuda- por nosotros. En resumen, más de nuestro dinero actual y futuro en sus manos (políticos y burócratas) -gestión centralizada- y menos en los de la gente, que es la que realmente lo genera, conoce su actividad y los sectores en los que trabaja -economía descentralizada-.

Los ponentes del trabajo argumentan que gran parte de este plan se financiaría a cargo de los ricos y de evitar el fraude fiscal, pero la realidad probablemente sería la opuesta: esos ingresos significarán una pequeña parte y la gran carga la sufrirá, como siempre, la clase media; especialmente las nóminas e impuestos al consumo.

A saber también que este tipo de políticas económicas, o por lo menos en esta medida tan radical, están desterradas de todo país civilizado y moderno (sí, también de los nórdicos a los que dicen se quieren parecer -pero solo en los aspectos que les conviene).

La mayoría de economistas creen que los estímulos públicos de la demanda (medidas keynesianas) se pueden usar en ocasiones excepcionales y en una situación de poco endeudamiento; y que hacerlo en la situación actual de España es una temeridad. Creen que el dinero normalmente está mejor en manos de la gente, empresarios y emprendedores que conocen su sector, su actividad y sus circunstancias (un conocimiento distribuido que nunca tendrán los de arriba).

Aprendizaje para nuestra protección personal

Con este artículo cierro mi serie (primero y segundo) sobre el fenómeno político de 'Podemos', cuyo objetivo, además de colmar mi curiosidad, ha sido anticipar el impacto que su llegada al poder podría tener en nuestra vida y poder tomar las decisiones correctas en el momento preciso. Como leí por ahí: de los políticos no esperes sacar nada bueno pero te pueden arruinar la vida (Un ejemplo bien cercano: lo que les han hecho a los jóvenes españoles actuales).

No es más que aplicar el principio de precaución a demagogos y políticos mesiánicos.

Como he dicho al principio, la presentación de este esbozo de programa económico para mí -espero no pecar de ingenuo- descarta las descabelladas medidas económicas de Pablo Iglesias y, por tanto, una quiebra al poco llegar al poder y, sobretodo, una salida rápida del Euro -que dejaría las manos libres a las diversas castas patrias (nuevas y viejas), incluso con el control de la moneda. Para echarse a temblar.

Así que creo que el escenario más probable es el de un estancamiento o un deterioro relativamente lento según el grado de aplicación de estas desacertadas medidas presentadas. El hecho de permanecer en el Euro garantiza una supervisión exterior de la política económica -no van a soltar pasta sin intervenir- y que seguiremos manejando una moneda con valor estable.

Me quito de la cabeza la desagradable idea de una salida rápida y de mala manera del país, y opto por ir sacando un pie fuera (laboralmente) -sin prisa pero sin pausa- y seguir estando atento a los acontecimientos -aunque me da que de aquí a las elecciones no se va a decir nada nuevo ni relevante, solo demagogia y electoralismo por todos los partidos.


Otros recursos sobre la presentación:

Análisis de JR Rallo en un programa de radio

Totalmente recomendable análisis de JR Rallo con explicación profunda: Podemos: mal diagnóstico, malas soluciones | Juan Ramón Rallo

Podemos, jubilaciones y prioridades de gasto - Politikon

--

PD: 'Podemos' como catalizador del shock

Al margen del asunto principal de esta entrada pero también relacionado con Podemos y su influencia en el futuro del país, me llamó hace poco la atención la parte final de este vídeo donde dos analistas políticos argumentan que Podemos va a ser la sublimación del régimen actual. Según dicen, Podemos está alimentando la continuidad, la no ruptura, prometiendo a la población la falacia de que no van a ser los perdedores de la crisis. Las elecciones del 2015 traerán la apoteosis, la prolongación del régimen antes del shock, que no ven como negativo sino como inevitable para llegar a las reformas radicales que se necesitan.

En parecidos términos escribió Ignacio Sotelo en ElPais: El final del ciclo | Opinión | EL PAÍS

HACER UN COMENTARIO: