Redescubriendo el mundo a los treinta
y tantos
Cuando se suponía que por edad ya teníamos cierto conocimiento del mundo, resulta que no, que poco de lo que nos han inculcado y enseñado sigue vigente.
Ahora toca desaprender, revisar creencias y cuestionar nuestro modelo de un mundo que nunca volverá
6 Jul 2014  |  maldomao   BREVE         

El otro día leí un breve reporte sobre una charla de Juan Ignacio Cirac en la que describe cómo funcionan los organismos de investigación alemanes. Saco un extracto:

En Alemania hay dos sociedades muy importantes en el ámbito científico y técnico, estas son la Sociedad Max-Planck que se dedica casi en exclusiva a la investigación básica, y la Sociedad Fraunhofer que se dedica a la investigación aplicada. Cada sociedad pone sus normas, cómo deben actuar, investigar, sus baremos de medida, qué se mide y qué importa para que determinado instituto o laboratorio se mantenga, disminuya, crezca o muera.

Los principios de la Sociedad Max-Planck son los siguientes:

  • Investigación básica guiada por la curiosidad.
  • Autonomía, los científicos deciden qué investigar en cada momento.
  • Centrarse en las personas, no cumplir programas de investigación.
  • Institutos flexibles, interdisciplinares y dinámicos.
  • Evolución constante.
  • Alta financiación para proyectos de alto riesgo.

¿Qué se consigue con estos principios? Obtener una ciencia consolidada, contratación de los mejores investigadores sean o no alemanes, desarrollo rápido de nuevos conocimientos al conseguir personal muy motivado con su trabajo y reducir las gestiones y tiempos de espera. Cada instituto es autónomo e independiente, tiene su propio presupuesto, selecciona su personal, puede obtener financiación adicional y selecciona sus temas de investigación.

Es increíble la autonomía a nivel de organización y, dentro de ella, la del investigador; parece hasta temerario económicamente; pero, me temo, que cuando hablamos de la economía del talento; de atraerlo, tenerlo motivado, creativo y productivo, no queda otra que la confianza casi ciega.

HACER UN COMENTARIO: