Redescubriendo el mundo a los treinta
y tantos
Cuando se suponía que por edad ya teníamos cierto conocimiento del mundo, resulta que no, que poco de lo que nos han inculcado y enseñado sigue vigente.
Ahora toca desaprender, revisar creencias y cuestionar nuestro modelo de un mundo que nunca volverá
27 Oct 2014  |  maldomao   BREVE         

El pozo sin fondo del AVE

Hace unas semanas, y a raíz del los presupuestos de 2015, hubo un debate bloguero interesante sobre la rentabilidad y conveniencia de la construcción del AVE en España en NadaEsGratis y Politikon.

Como es difícil calcular el beneficio social de este tipo de inversiones, unos creen que ninguna línea es ni dudosamente rentable, sin embargo, la otra parte piensa que algunas líneas podrían ser socialmente rentables a largo plazo. En lo que unos y otros están de acuerdo es que no se realizó un estudio serio coste-beneficio -como hacen en el resto del mundo- y que la mayor parte de las líneas no tienen sentido y van a ser deficitarias incluso en su mantenimiento de por vida.

Saco un extracto de un artículo:

Parte del desastre en el tema de las infraestructuras que enfrentamos en este país proviene, precisamente, de haber tomado las decisiones de inversión de acuerdo con preferencias personales o intereses políticos. En ese aspecto estamos a años luz de países como el Reino Unido, que deberían servirnos como referencia. Un análisis coste-beneficio es esencial por dos motivos. Primero, porque permite priorizar las infraestructuras en las que se invierte el dinero de todos. Segundo, porque permite contrastar las ganancias que los gobiernos prometen de esas infraestructuras con la realidad posterior y si la rentabilidad social es negativa, como es el caso del AVE, afrontar delante del electorado el coste de político de haberlas llevado a cabo.

Otro buen ejemplo de la arbitrariedad e incompetencia política, de la desinformación ciudadana y, en suma, de la perversa dinámica en la toma de decisiones común: todos queríamos el AVE cerca de casa pero no sabíamos ni queríamos saber cuanto nos costaba; ojos que no ven corazón que no siente. Unos 1000€ por persona (3000-4000€ por familia) es la factura ¿Cuántos hubieran estado de acuerdo en construirlo si ese dinero tuviera que salir directamente de su bolsillo?

Dejo la serie de artículos:

El pozo sin fondo del AVE — Nada es Gratis

Trenes, infraestructuras y rentabilidades - Politicon

¿Y si hacemos un análisis coste-beneficio del AVE? — Nada es Gratis

Haciendo la alta velocidad rentable - Politicon

HACER UN COMENTARIO: