Redescubriendo el mundo a los treinta
y tantos
Cuando se suponía que por edad ya teníamos cierto conocimiento del mundo, resulta que no, que poco de lo que nos han inculcado y enseñado sigue vigente.
Ahora toca desaprender, revisar creencias y cuestionar nuestro modelo de un mundo que nunca volverá
17 Apr 2017  |  maldomao           

Incentivos en gestión pasiva vs activa y gestión tradicional vs independiente

Algo que sorprende mucho cuando empiezas aprender sobre los tipos de inversión en renta variable es lo disfuncional que es este mercado, en el sentido de que hay muchisima gente (en España) que invierte en estos productos y que lo hace objetivamente mal; elije productos o formas de inversión poco rentables respecto a lo disponible.

El motivo parece ser la ignorancia del inversor común unido a los incentivos de la industria; y de esto trata este post. Ultimamente he llegado a dos buenos recursos que tratan este tema de forma bastante convincente.

Gestión pasiva vs activa

La primera paradoja es que siendo la gestión pasiva más sencilla y casi siempre más rentable en España se vende mucho más la gestión activa. Esto lo explica siempre Martín Huete.

Los incentivos que llevan a esta triste realidad en España se explican bien en este artículo de Finizens: La inversión profesional y su negocio - Finizens.com

Extraigo parte del texto:

Son actividades de coste fijo, de manera que si, por ejemplo, un banco invierte un total de 100 millones de euros para clientes por una comisión anual del 1%, el banco percibirá un 1 millón de euros en beneficios cada año. Si los costes del banco son 900.000 euros, generará 100.000 euros de beneficios. La magia de los costes fijos surte efecto cuando hay crecimiento. Si el banco gana más clientes, y los fondos que éste gestiona se duplican, sus costes no subirán de manera proporcional. El banco ganará mucho más dinero. Como se puede ver por sus costes fijos, el negocio de la inversión está altamente incentivado para gestionar la mayor cantidad de dinero posible.

...

Las gestoras poseen también un incentivo para mantener las comisiones elevadas de manera que puedan pagar a los bancos y a los distribuidores para vender sus productos. En muchos casos, el 90% de las comisiones que los clientes pagan no son para el gestor sino para las personas cuyo trabajo es convencerte de comprar los productos del gestor. Así, estos distribuidores, como los bancos, tienen un incentivo para venderte el producto que les proporcione la comisión más elevada.

Los gestores activos son los principales culpables de todo esto. Pagan a los distribuidores para que digan a sus clientes que tienen la fórmula mágica para ganar la carrera contra el mercado, sin embargo, muy pocos logran ganarle a largo plazo, y los clientes lo descubren cuando es demasiado tarde. Generar altos beneficios para los clientes puede convertirse en una segunda prioridad para estos negocios, pues la ganancia viene del volumen de productos comercializados más que de la rentabilidad conseguida.

Los gestores pasivos no tienen estos conflictos de interés ni venden una pócima milagrosa, y a largo plazo tienden a ganar la carrera contra los gestores activos. Tienen por objeto replicar el rendimiento medio de un mercado con las comisiones más bajas posibles. Por desgracia, dado que los gestores pasivos no pagan comisiones a los distribuidores para que promocionen sus productos, éstos no suelen venderse por los bancos.

Gestión tradicional vs independiente

La segunda paradoja es que la gestión de activos independiente logra mejores resultados pero solo gestiona el 1% de los activos en España, el poder de distribución de la banca es aún tremendo aunque las cosas parecen estar cambiando rápido.

Esta multientrevista a varios gestores independientes está muy bien para entender los incentivos que llevan a este mercado disfuncional actual:

Algunas ideas del vídeo:

Gestión independiente significa que solo cobran de los clientes, así evitan conflictos de intereses con otras entidades.

Lo que de verdad importa (para la gestión independiente) es el cliente

La banca tradicional cobra del cliente y del proveedor del producto (fondo), por tanto hay un conflicto de interés: la entidad distribuidora puede estar incentivada para colocar un producto que no es óptimo para el cliente.

La banca invierte en la distribución no dedica los recursos en la gestión. Los gestores independientes tenemos una desventaja competitiva natural y o la resuelves con mejor calidad de gestión de activos o estás muerto.

Es difícil que el buen talento gestor e inversor permanezca en la banca mucho tiempo por que no están valorados, lo que se valora es la venta, la colocación de productos.

La gestión independiente pesa solo el 1% del dinero en fondos en España.


ACTUALIZACIÓN: Añado también otra charla. El principio no me aporta mucho nuevo pero a partir del minuto 39 sacan varios temas de interés -especialmente interesantes las intervenciones de Alejandro Estebaranz:

Diálogo con expertos del sector - III Jornada de Finanzas personales e inversión

Saco algunas ideas:

Hay exceso de gestión pasiva -por ejemplo en EEUU.

Con tanto volumen los fondos indexados (gestión pasiva) se vuelven ineficientes por que tienden a comprar aquello que está mas caro. Cuando una acción sube dentro del índice el robot manda comprar para mantener el peso en el índice y se crea un proceso de realimentación que hace subir el precio de la acción.

Las empresas pequeñas no pueden soportar la inversión industrializada, porque requieren grandes capitales para ofrecer un producto con comisiones muy bajas. Una smallcap de 100 millones no es atractivo para estos fondos, no fluye el capital. Esto genera oportunidades para la inversión activa:

Siendo inversor privado lograba rentabilidades del 30%. Esto era porque podía hacer cosas que como gestor de fondos no puedes. El inversor privado tiene la ventaja de que puede invertir en cosas muy pequeñas, oscuras y no seguidas por el mercado.

HACER UN COMENTARIO: