Redescubriendo el mundo a los treinta
y tantos
Cuando se suponía que por edad ya teníamos cierto conocimiento del mundo, resulta que no, que poco de lo que nos han inculcado y enseñado sigue vigente.
Ahora toca desaprender, revisar creencias y cuestionar nuestro modelo de un mundo que nunca volverá
25 Jul 2015  |  maldomao   BREVE         

Hábitos para ganar confianza (con auto-análisis)

Me gustó esta entrada de Francisco Alcaide sobre cómo aumentar la confianza en uno mismo; como dice, algo totalmente determinante para que te vaya bien en cualquier ámbito de la vida:

Nada influye tanto en nuestro comportamiento como la creencia sobre nuestra capacidad para hacer algo. Si estoy convencido de que puedo hacerlo, me pondré en marcha y adquiriré las capacidades para hacerlo, aunque no las tenga al principio

...

todo cambio o mejora en tu vida comienza cuando alteras y mejoras el concepto que tienes de ti mismo. Todo en esta vida se basa en aumentar la confianza en uno mismo, que redundará de manera positiva a la hora de vender, de hablar en público, de relacionarte con otras personas. La manera en la que ves y piensas sobre ti influye en todas las áreas de tu vida.

Copio y pego los hábitos para lograr mejorar esa confianza y voy comentando mi posibilidad de mejora en ellos:

A MAYOR CONOCIMIENTO, MAYOR SEGURIDAD EN TI MISMO.
Estudia, estudia y estudia. Lee, asiste a seminarios, ve vídeos sobre aquello que te interesa: ventas, networking, hablar en público... Empezarás a descubrir tips y claves que no habías caído en la cuenta, y tomarás conciencia de que son importantes, y a partir de saber las causas (porqués) de muchas cosas, empezarás a entender cosas que antes no sabías porque ocurrían y ello te da un cierto poder al ser capaz de gestionarlo oportunamente. No puedes cambiar lo que desconoces. Muchas veces lo que nos pasa es que no sabemos lo que nos pasa. A medida que ganes en conocimiento, ganarás en seguridad.

Éste lo he experimentado muchas veces a lo largo de la vida. Aprender, además de gustarme, me aporta confianza en mí mismo y lo tengo como un hábito diario.

Esta larga temporada en la que estoy especializándome en un materia amplia y compleja, el aprendizaje diario me está llevando del desconocimiento total, la incertidumbre inicial y las dudas sobre mi capacidad para llevar a cabo el reto, a tener una base sólida en la que apoyar esa confianza necesaria para poder afrontar una nueva carrera profesional en un ámbito tan exigente intelectualmente.

Por otro lado, mi aprendizaje continuo sobre 'cómo funciona el mundo' (tema principal de este blog) me permite tomar decisiones con una relativa confianza a pesar del entorno complejo y cambiante.

A MAYOR EXPERIENCIA, MAYOR SEGURIDAD EN TI MISMO. El conocimiento es importante porque te da herramientas que desconocías, pero el éxito no está en saber sino en hacer. Puedes leer muchos libros sobre ventas o hablar en público, pero la seguridad se consolida cuando se pasa a la acción, de otro modo el conocimiento queda en una floritura intelectual. Saberse la teoría ahorra tiempo y da confianza, pero el control se gana con la experiencia, y la experiencia se gana con el error digerido por el feed-back. Hay que saltar al ruedo. Luego hacer análisis de lo que se ha hecho bien, de lo que se ha hecho mal, cuáles son las causas y las medidas correctoras.

Como digo arriba, el conocimiento te da la base, la confianza inicial con la que afrontar las primeras experiencias en un ámbito nuevo; la experiencia es la que te aporta la confianza definitiva. Por tanto, hay que lanzarse al ruedo lo antes posible pero con una buena preparación teórica que te proteja de la incompetencia y del ridículo.

A MAYOR INCOMODIDAD PRACTICADA, MAYOR SEGURIDAD EN TI MISMO. Cuanto más insegura es una persona, más necesitad tiene de moverse por su zona de confort. Le aterra fallar y equivocare, le aterra la incertidumbre, le aterra el rechazo. Cuantas más cosas hagas que te incomoden, más autoestima y seguridad ganarás en ti mismo. ... Si practicas la incomodidad como rutina, empezarás a sentirte cómodo en la incomodidad, y por tanto, más seguro de ti mismo y como resultado, estés donde estés y estés con quién estés, empezarás a afrontar cualquier situación con una cierta normalidad y mayor control. Y mayor seguridad (en ti mismo) y mayor control, mayor poder.

Este hábito está muy bien; cada vez lo ejercito más y cada día estoy más convencido de sus beneficios para el crecimiento personal.... pero puedo hacer mucho más; los próximos meses espero tener muchos retos de este tipo por mi actividad.

Muy relacionado con esto, leía el otro día esta entrada sobre cómo afrontar el miedo a ser rechazado -situación a la que también me voy a ver muy expuesto una buena temporada. Saco algunos párrafos:

A nadie le gusta sentirse rechazado, pero las experiencias más importantes y enriquecedoras de la vida exigen que nos atrevamos a dar el salto a la incertidumbre y exponernos a recibir un desagradable ¨No¨. ... Pero el miedo al rechazo nos paraliza, no nos deja crecer y aprovechar las posibilidades que la vida nos ofrece.

La fórmula para sobrellevar el rechazo, según el artículo, es afrontarlo como un juego, con la actitud psicológica con la que afrontaríamos un juego: si pierdes una partida no pasa nada, vuelves a intentarlo. Cuando, efectivamente, llegue el dolor del rechazo busca a las personas que te aceptan y te quieren para aliviarlo y relativizarlo.

A MAYOR AUTOSUGESTIÓN POSITIVA, MAYOR SEGURIDAD EN TI MISMO. Tu inconsciente gobierna tu vida. Creemos que a lo largo del día tomamos muchas decisiones de manera consciente, pero no nos damos cuenta que todas esas decisiones (lo que pensamos) están previamente condicionadas por nuestras creencias (lo que creemos). Nuestro inconsciente son nuestras creencias, ese software mental que se ejecuta de manera automática sin pedir explicaciones. Así que si quieres que tu vida mejore, trabaja tu inconsciente. ... Los pensamientos son los antecedentes de los actos, porque una forma correcta de pensar conduce a una forma correcta de actúar». Todos esos mensajes se irán filtrando poco a poco al inconsciente —como cuando plantas una semilla en un jardín—aunque al principio no lo percibas. Pero si sigues cultivando tu jardín de la mente verás tus frutos. Trabaja tu mente (inconsciente) y tu mente (inconsciente) trabajará para ti.

Este hábito lo tengo bien interiorizado hace tiempo aunque con mi enfoque particular. Me ayuda mucho leer lo que leo, que se podría resumir (mucho) así: Tu futuro, tu destino, depende de lo que hagas. Y eso me lleva a hacer las cosas bien, a pensar en el largo plazo y cultivar buenos hábitos que llevan a buenos resultados; sin cortoplacismo ni atajos.

Por tanto, no es que cultive la confianza en mí mismo sino que creo en la justicia de la vida, creo que en términos generales la vida es meritocrática: cuanto más aportas más recibes, y eso me proporciona una alta confianza vital.

HACER UN COMENTARIO: