Redescubriendo el mundo a los treinta
y tantos
Cuando se suponía que por edad ya teníamos cierto conocimiento del mundo, resulta que no, que poco de lo que nos han inculcado y enseñado sigue vigente.
Ahora toca desaprender, revisar creencias y cuestionar nuestro modelo de un mundo que nunca volverá
19 Jun 2014  |  maldomao   BREVE         

En un artículo reciente en Sintetia me encontré dos consejos de los que yo también soy defensor y que practico desde hace tiempo:

A mí siempre me ha parecido muy importante trabajar con un doble enfoque: marca personal y marca de empresa. Nosotros en Innodriven tratamos de fortalecer nuestras marcas personales además de la marca de la empresa o proyecto. Consideramos que al cliente le da seguridad saber qué tipo de profesional hay detrás y qué trabajos ha desarrollado, no sólo bajo el paraguas de Innodriven, sino también en sus propios proyectos.

Totalmente de acuerdo. Aunque estés metido en una iniciativa, nunca hay que descuidar la marca personal; los proyectos pasan, pero tú permaneces; siempre hay que estar regando tu imagen profesional como un proyecto vital. Unos valores y un propósito bien definido te proporcionan la paciencia y constancia necesarias.

Apuesta por el conocimiento transversal. Es necesario no leer y conocer sólo de lo que es nuestro core de modelo de negocio. El enriquecimiento cultural es clave para tener una visión más amplia y holística de cualquier problema o proyecto.

Esta idea sí que la he leído anteriormente; también la practico a diario (fue el germen de este blog). Es imposible medir el impacto positivo (o negativo, por el tiempo que consume) de este hábito en el desarrollo profesional o personal pero yo tengo como creencia que es positivo a largo plazo.

Y a corto, a diario, un placer inigualable!

HACER UN COMENTARIO: