Redescubriendo el mundo a los treinta
y tantos
Cuando se suponía que por edad ya teníamos cierto conocimiento del mundo, resulta que no, que poco de lo que nos han inculcado y enseñado sigue vigente.
Ahora toca desaprender, revisar creencias y cuestionar nuestro modelo de un mundo que nunca volverá
29 Nov 2013  |  maldomao   BREVE         

Buena explicación del factor del sostenibilidad de las pensiones

En NadaEsGratis, J. Ignacio Conde-Ruiz, uno de los expertos consultados por el gobierno explica con bastante detalle el factor de sostenibilidad propuesto:

Los Retos del Factor de Sostenibilidad de las Pensiones — Nada es Gratis

Esperemos que este gobierno y los sucesivos empiecen a aplicar este tipo de factores al cálculo, y dejen las decisiones populistas y cortoplacistas para asuntos menos importantes.

Lo que parece claro es que dos parámetros clave: la esperanza de vida y su supuesto aumento (corregido por el Factor de Equidad Intergeneracional) y la cantidad total de trabajo y su supuesta disminución (a largo plazo), de la que dependen los ingresos del sistema (corregido el Factor de Revalorización Anual), van a incidir de forma negativa en el cálculo de las pensiones del futuro y, por tanto, en general, van a ser bastante inferiores a lo que estamos acostumbrados.

Lo positivo de este sistema es que evita el riesgo de quiebra y los sustos para la gente. Año a año se irán ajustando los factores y las pensiones y la gente podrá ir tomando medidas sobre sus finanzas personales.

Saco lo más entendible del artículo:

Para entender que es un Factor de Sostenibilidad ... no es más que reformar un sistema de pensiones prestación definida como el español hacia otro de contribución definida. El sistema de pensiones en España es de reparto y de prestación definida. Que sea de prestación definida, indica que en cada momento del tiempo la tasa de sustitución de las pensiones está definida en función del historial laboral (i.e. los años cotizados, salarios y edad de jubilación) y, por tanto, la pensión no tiene por qué estar calculada de acuerdo a criterios actuariales que garanticen el equilibrio financiero. Pero incluso si el sistema estuviera definido tal que existiera un equilibrio actuarial entre lo cotizado y lo recibido, si cambiaran las variables demográficas relevantes el sistema (como la esperanza de vida) el sistema se desajustaría. El factor entre otras cosas permite el ajuste automático del sistema una realidad demográfica cambiante. No es de extrañar por tanto, que la mayoría de los países que tenían un sistema de prestación definida como el nuestro ya tengan incorporado un Factor de Sostenibilidad.

...

Factor de Equidad Intergeneracional (FEI), que actúa sólo sobre el cálculo de la pensión inicial y modera su crecimiento en función del aumento la esperanza de vida respecto a un año base....Es decir, si dos trabajadores de distintas generaciones con el mismo historial laboral (años cotizados y salarios) se jubilan a la misma edad, el trabajador de la generación con una mayor esperanza de vida recibirá en media, y a pesar de haber cotizado lo mismo, un mayor montante en termino de pensiones a lo largo de su vida. Para corregirlo, este factor lo único que hace asegurar que ambos trabajadores perciban lo mismo en pensiones y para ello aquel que vivirá más años percibirá un poco menos cada año....Me gustaría también resaltar, que esto no implica necesariamente que las pensiones que recibirán los trabajadores futuros vayan a ser mas bajas. Serán más bajas si se jubilan a la misma edad que lo hacen los trabajadores actuales, pero si viven mas años, y deciden trabajar más años, entonces la bajada del FEI podrá ser compensada por el retraso de la edad de jubilación o el aumento de la contributividad.

...

El Factor de Revalorización Anual (FRA) determina el crecimiento anual de las pensiones. Es cierto que la formula es compleja y levanto muchas suspicacias, incluso cuando comparecí en la Comisión del Pacto de Toledo, algunos diputados preguntaban como había surgido la idea de esta formula. Pero la historia es muy simple, el factor FRA no es más que una restricción presupuestaria intertemporal de las que usamos los economistas todos los días. Es decir, proviene de la igualdad contable de que los ingresos tienen que ser iguales a los gastos...El FRA solo introduce transparencia y da información a los ciudadanos sobre la solvencia del sistema.

...

resaltar que en el hecho de que el Factor propuesto por los expertos permita tocar los ingresos esta el “quid” de la cuestión y que por lo leído en prensa y a pesar de que han pasado ya unos meses desde que hicimos el informe creo no se ha llegado a entender. El objetivo del FRA es sencillo y no es más que garantizar que cuando se decida la regla de revalorización de las pensiones haya ingresos suficientes para poderla cumplir. Es decir que se cumpla una restricción presupuestaria. En el cumplimiento de la restricción presupuestaria o del FRA es donde juega un papel crucial la posibilidad de dotar al sistema de mayores ingresos. Y por lo tanto, por definición, la propuesta de los expertos deja un grado de libertad al Parlamento a la hora de decidir la regla de revalorización: los ingresos.

...

En definitiva, la propuesta simplemente ha establecido unas reglas para garantizar unas pensiones sostenibles a las futuras generaciones. Y lo hace obligando a que los ingresos y los gastos se igualen en el medio plazo. Pero, y como no podía ser de otra forma, se ha dejado en el Parlamento el diseño final del sistema de pensiones que queremos. Sea cual sea el resultado final, lo que esta claro es que este tiene que ser sostenible. Sea cual sea la regla de revalorización que decidan nuestros parlamentarios se tiene que cumplir la restricción presupuestaria (i.e. el FRA): no se puede repartir lo que no se tiene. Confió que haya un debate abierto y honesto entre toda la sociedad y que a final consigamos preservar nuestro sistema de pensiones publico y de reparto para las futuras generaciones. Y para ello será necesario avanzar en las reformas y no dejar todo en manos del cumplimiento de una restricción presupuestaria.

ACTUALIZACIÓN: Jose Luis Ferreira en su blog explica más claramente la separación entre la decisión política y la aplicación del factor:

Hace tres meses,... defendía la bondad de que en el cálculo de las pensiones se diferenciara, por una parte, la decisión sobre cuánto esfuerzo dedicar a las pensiones y, por otra, la decisión de cómo hacer sostenible ese esfuerzo.

Son dos decisiones distintas. La primera es política y la segunda es, sobre todo, técnica y es la que resolvía la famosa fórmula. La mayor de las bondades de esta separación es que obliga al político a dejar claro cuál es su postura en la primera decisión, sin poder esconderse detrás de tecnicismos. Esto es lo que decíamos algunos a pesar de la incomprensión de quienes están prestos a ver intereses políticos (neoliberales, por supuesto) hasta en la fórmula del interés compuesto.

ACTUALIZACIÓN: Juan Ramón Rallo también escribió un exclarecedor artículo al respecto. Saco lo mejor:

No es que el comité de expertos haya dado con la fórmula mágica para evitar estos recortes, sino que se contenta con automatizarlos y transparentarlos. Así, su propuesta consiste en someter el cálculo de las pensiones a dos correctores objetivos que permitan su ajuste (recorte) dinámico.

...

El pasado lunes, Fátima Báñez presentó a los siempre mal llamados “agentes sociales” la propuesta de reforma de las pensiones pergeñada por el Ejecutivo a partir de las sugerencias del Comité de Expertos. Aunque en apariencia el PP fue bastante obediente, la realidad es que, ciñéndonos a lo anunciado, convirtió en papel mojado las recomendaciones del Comité. Lo menos grave del asunto fue que retrasó a 2019 la entrada en funcionamiento del Factor de Equidad Intergeneracional lo que provocará, como ya le advirtió el Comité, la necesidad de tijeretazos mucho más duros en las pensiones del futuro.

...

En concreto, el Gobierno pretende restringir la revalorización anual de las pensiones a una horquilla que oscile entre un mínimo del 0,25% y un máximo del IPC+0,25%. Es decir, ninguna pensión podrá jamás sufrir un recorte nominal: pese a que el Comité de Expertos sólo propuso blindar de los recortes a los pensionistas actuales, el Gobierno ha optado por extender su manto protector sobre el conjunto de los jubilados presentes y futuros. Y con ello ha inoculado de nuevo el virus de la insostenibilidad al sistema de reparto; ante las insuficiencias de ingresos, las pensiones no podrán reducirse nominalmente, de modo que al Estado sólo le quedarán dos caminos: o subir la tributación o aprobar una nueva reforma-recorte de las condiciones del sistema.

...

con lo que el gigantesco agujero de la Seguridad Social no podrá corregirse a corto y medio plazo. A lo que asistiremos, pues, es a una congelación de facto de las pensiones (revalorización del 0,25% anual) durante bastantes años hasta que la inflación consiga por la vía real aquello que el Gobierno no tiene arrestos para hacer por la vía nominal: que el poder adquisitivo de los pensionistas se hunda al mísero nivel que permite sostener nuestro fraudulento sistema de reparto.

Ahora bien, para que estas tramposas cuentas le cuadren al PP será necesario que la inflación sea lo suficientemente elevada como para compensar los efectos de la caída del número de cotizantes, del aumento del número de pensionistas y del incremento de la pensión media por efecto sustitución. Con una inflación moderada (esto es, con un robo monetario moderado), la Seguridad Social seguirá quebrada y una reforma que podría haber sido definitiva se quedará en otro parche que, para más inri, los diversos gobiernos populistas que vendrán no tendrán el más mínimo reparo en extirparse. Ni transición al sistema de capitalización, ni reform

ACTUALIZACIÓN: Buen artículo sobre el tema de Daniel Lacalle: ¿Cómo pagamos las pensiones?

HACER UN COMENTARIO: