Redescubriendo el mundo a los treinta
y tantos
Cuando se suponía que por edad ya teníamos cierto conocimiento del mundo, resulta que no, que poco de lo que nos han inculcado y enseñado sigue vigente.
Ahora toca desaprender, revisar creencias y cuestionar nuestro modelo de un mundo que nunca volverá
5 Sep 2013  |  maldomao           

En pocos años los coches serán realmente automóviles

Después de que el tema saltara a la palestra en 2010 por el Self-Driving Car de Google, que ya se ha recorrido EEUU sin ayuda humana, el tema vuelve a los medios con el anuncio de un fabricante tradicional: Nissan ha anunciado que en 2020 tendrá a la venta coches autónomos.

Enlace directo a Youtube (recomendado para móvil)

En otro movimiento reciente, Google, que parece que muy interesado en esta cuestión, ha invertido $250 millones en Uber, que según E Dans: La noticia hace que Uber pase de ser una simple empresa que gestiona el envío de automóviles de lujo con conductor a los clientes que lo solicitan a ser la compañía mejor posicionada para ser la primera que empiece a enviar a sus clientes vehículos que conducen solos. Vehículos cuya fabricación Google podría estar empezando a plantearse diseñar y crear por su cuenta o con las alianzas adecuadas.

Enrique Dans aborda el tema de forma valiente y visionaria: ¿Cuánto falta realmente para que conducir sea algo del pasado? » El Blog de Enrique Dans.

Saco lo mejor:

La idea de tener flotas de taxis robóticos recogiendo a los usuarios para los desplazamientos por la ciudad sigue evocando películas y relatos de ciencia-ficción, pero no tiene por qué estar tan lejos considerando que Uber obtiene de Google mucho más que dinero: una capacidad de lobby y una llegada al poder capaz de desbloquear la idea desde sus aspectos legislativos. Y quien piensa en los taxis, piensa incluso antes en los servicios logísticos: hay 5,7 millones de camioneros solo en los Estados Unidos dedicados a transportar mercancías por las carreteras, cuyas posibilidades de ser sustituidos por robots son seguramente, por las especificidades de su trabajo, mucho más elevadas. ¿Imaginamos algún tipo de protesta o solidaridad generalizada ante una huelga de camioneros derivada de su sustitución por máquinas capaces de conducir esos monstruos de varias toneladas de manera incansable y con un nivel de seguridad mayor gracias a un mucho mayor número de sensores, mucho más precisos?

...

Realmente, una vez que los primeros vehículos autónomos estén disponibles a un precio competitivo – empezando, lógicamente, con el segmento superior y avanzando progresivamente hacia la gama baja – podremos ver no solo cómo se generaliza su uso en el transporte de mercancías y viajeros, sino también cómo las compañías aseguradoras comprueban rápidamente que la siniestralidad derivada de su uso disminuye de manera radical. Ante ese escenario, cabe esperar que una vez los vehículos autónomos lleguen a un nivel de disponibilidad económicamente razonable, conducir un “clásico” de forma manual se convertirá en un lujo que exija la obtención de una póliza de seguros dispuesta a cubrir un riesgo que el conductor asume voluntariamente.


Haciendo un superficial recuento de la ventajas del coche autónomo, estarían:

  • La seguridad: la mayoría de los accidentes de tráfico se producen por errores humanos (principalmente de origen emocional) y estos son potencialmente evitables si conduce un ordenador.
  • Importante ganancia de eficiencia económica en algunas actividades: como sugiere E. Dans, el negocio del transporte puede verse muy afectado por la conducción autónoma: no necesitando intervención humana (o mucho menor) con el ahorro de costes que eso implicaría.
  • Mejora de eficiencia en el tráfico en las ciudades: el transito de estos vehículos por las calles se podrá dirigir con sistemas inteligentes de control del tráfico, con lo que esto podría suponer en ahorro de energía y de tiempo a sus usuarios.
  • Por último será un gran avance en la independencia y en las posibilidades de desplazamiento para personas ciegas o con problemas de visión.

Estas claras ventajas creo que resultarán en su adopción masiva pero el inconveniente inicial de tener un coste bastante superior a los normales puede hacer que no sea un proceso rápido. Veremos...

El mundo del automóvil va a avanzar en 10 años más de lo que lo ha hecho en los 100 anteriores con el cambio a la propulsión eléctrica y su auto-conducción. Por cambios como estos algunos creemos que el avance tecnologico sigue una función exponencial y que estamos entrando en la zona de pendiente pronunciada.

--

ACTUALIZACIÓN: Parece que Tesla, como no podía ser de otro modo, también está investigando sobre esta cuestión, en xataca lo cuentan:

La idea de Tesla no pasa por crear un vehículo completamente autónomo, más bien piensa en un piloto automático que ayuda al conductor habitual a realizar el 90% de los kilómetros a cumplir en tres años. Será necesario por lo tanto que el conductor esté al volante.

Musk considera que hay un camino muy largo hasta llegar a un coche completamente autónomo, ya no solo por tecnología, sino por las leyes que regulen su funcionamiento. Asegura que el verdadero muro a superar está en el 10% de kilómetros que su sistema no podrá cubrir, por situaciones demasiado complicadas de gestionar sin nuestra participación.

Toda la tecnología que se va a utilizar en los vehículos Tesla será desarrollada por la compañía. En lo que nos vayan enseñando en meses venideros no habrá socios, dejando a un lado la posibilidad – rumoreada – de que Google sea la que sirviera sus avances a Tesla.

HACER UN COMENTARIO: